26/5/07

Setsuko Hara

Setsuko Hara es la actriz de la época dorada del cine japonés, la década de los cincuenta. Sin ser guapísima se convirtió en la mujer japonesa más adorada; una belleza a la europea (en su sangre había sangre alemana, no sé si mitad o un cuarto). Trabajó en el cine de Ozu (sobre todo Ozu), Kurosawa, Naruse... Cuando estaba en lo mejor de su carrera lo dejó todo y se largó a Kamakura, pequeña ciudad de templos no muy lejos de Tokyo. Y así, ajena a todo y todos vivió aislada el resto de su vida.

En "Primavera tardía" de Ozu interpreta a Noriko, una chica alegre que vive con su padre viudo y a la que éste anima a casarse, temiendo que si no lo hace se quede para vestir santos, o Budas.

Pero Noriko es feliz así, viviendo su vida, cuidando a su padre. Las sonrisas que conforman su rostro al principio, al hablar, al comer, al escuchar, dan paso poco a poco a una seriedad que revelan mejor que cualquier griterío o histrionismo el estado interior de Noriko. Su padre morirá en unos años, ya es viejo. Ha de casarse.

Ya no sonríe, y a nosotros se nos hiela la sangre, como si ante nosotros estuviesen torturando a un niño.

6 comentarios:

rythmduel dijo...

Hermoso post, Malabot. Digno del mejor Terenci, amigo.

conde-duque dijo...

Pues yo de Ozu creo que no he visto más que una peli que puso Garci (para que luego se metieran tanto con él y sus cigarrillos y sus cánceres de pulmón). ¿Qué películas suyas nos recomiendas?
La actriz -al menos por la foto- desprende mucha serenidad, es como si le diese masaje al alma.
Para mí, bastante mejor que T. Moix (aunque sus inmortales del cine son entretenidos).

Mabalot dijo...

Ozu es el director, o eso dice el tópico, más japonés. No en el sentido absurdo folclórico o nacionalista. No; reflexiona muy sutilmente, más que reflexionar, describe, deja ver, el cambio de ese mundo, esa mezcla y conflicto de lo japonés y lo occidental. Pero eso es un "efecto secundario" de su cine, porque es un cine de individuos, mujeres y hombres "reales" con sus corazones y sus puyas, dolores y alegrías.

Cualquier película es Ozu; hizo la misma película casi, siempre. Algunos catedráticos exjipis hablan de cine zen, jilipollez suprema. No hagáis caso; no hay misticismos ni chorradas de ese calibre en su cine. Comen, beben, viven, y se joden sus personajes en sus películas. Hasta se tiran pedos los niños, como en "Ohayo".

"Primavera Tardía", "Cuentos de Tokio", "Buenos días", "Otoño tardío"... Es un cine que nunca entra en pedanterías bergmanianas, humano, "natural"... o naturalista.

http://es.wikipedia.org/wiki/Yasujiro_Ozu

Gracias, amiguetes, un abrazo.

zbelnu dijo...

Bueno, pero todo está hecho de gestualidad, de casi expresionismo, y es muy sutil, aunque sea sólo la vida cotidiana, la relkación de un padre y un hijo, el paquetito donde meten el dinero, el té, la cama, los silencios

cacho de pan dijo...

todo un hallazgo esta cama barca de náufragos sin salvavidas...bella imagen la de setsuko ventilándose, bello post el de azorín...

Mabalot dijo...

Gracias, zbelnu, cacho de pan. A zbelnu ya la conozco; recomiendo la visita a los amigos de por aquí.

Y cacho de pan encantado de que me visites y más encantado de que te guste.

Un saludo