29/1/07

El crítico y la ración de cama; sin misterios

De Papel en blanco voy a The Guardian; allí, Zadie Smith publica en dos partes un artículo cojonudo y necesario sobre el "arte" de separar churras de merinas en el mundo literario. Aboga la Smith por una crítica subjetiva, abiertamente personal, con las cartas boca arriba, frente a los corsés falsamente cientificistas de otro tipo de crítica de laboratorio cartón-piedra que sustituyeron la lectura por la disección y la escritura de reseñas por la enumeración de errores gramaticales y estructurales o neuronales...

¿Cómo ser objetivo ante la esencia de la persona hecha escritura que es un libro literario, y un libro cualquiera, qué cojones?: Subjetividad elevada a la enésima potencia, ni más ni menos, el yo espolvoreado por unas hojas aunque describa una mesilla, una nave espacial aterrizando en Marte, un libro.

El gran Vicente Risco se me aparece en la butaca de al lado; tiene las piernas cruzadas, me recuerda a una fotografía de Joyce en la que sale todo pancho; no me dice nada, don Vicente, no es como la Virgen cuando se aparece que mete parrafadas a lo Fidel sobre lo humano y lo divino, sobre el presente y el futuro, sobre el más allá y el más aquí. Don Vicente es más oriental, un sabio zen. No hace falta que hable; me dicta por telepatía unas frases que quiere que trascriba. Sí, maestro. Es sobre arte abstracto:
"Muchos de los que rechazan el arte abstracto, es que no permanecen tiempo suficiente en cama por las mañanas." ("De las vacas abstractas", Libro de las horas).

Jejeje, sonríe. Sabe que la cama no es la vara de medir de algunos meapilas.

"Las ideas, los temas, las observaciones, las vivencias, las experiencias, los deseos, los gustos, los disgustos, son las cosas que son todas las cosas."

PD: Ya lo apuntaba Ezra Pound. Y un gran artículo sobre esto mismo que descubrí hace un rato en el blog de Edmundo.

7 comentarios:

conde-duque dijo...

Interesantes enlaces y artículos.
La ironía de Vicente Risco era genial. Tengo ganas de leer ese libro. "O porco de pé" me decepcionó un poco cuando lo leí.

Mabalot dijo...

Yo no leí "O porco de pé"; debe ser el único "clásico" gallego que no me obligaron a leer en la escuela: Me parece lo menos interesante de este fiera.

Pero este y otros libros, de verdad era un sabio y escribía fenomenal, son muy recomendables.

Juan Domingo dijo...

Volvemos al viejo tema: ¿es posible una crítica de lo literario? Mabalot, muy instructivo tu recorrido por la cuestión, desde Zadie Smith, con parada en Ezra Pound, hasta Vicente Risco: una deuda que a partir de la cita que rescatas, resulta para mí mucho más acuciante. Cuando salde esa cuenta, te avisaré. (((Ah, gracias por tu enlace))). Un abrazo.

Mabalot dijo...

Lo del enlace es por comodidad; enlazo lo que leo más a menudo, y alguno más que quiero poner y que no está, y también ordenarlos alfabéticamente. Soy un poco desordenado con los marcadores y tener los enlaces tan a mano facilita el paseo.
Y lo de la crítica... pues,yo qué sé,siempre son opiniones estas cosas, yo hablo por mí, realmente defiendo lo que me parece más natural, lo que me gusta, lo que me gusta hacer a mí y el tipo de crítica que me gusta o gustaría leer; un crítico que me gusta casi siempre es un autor (un escritor), y nunca es objetivo ni pretende serlo, pues si no ya no sería autor; sería, por ejemplo, mesa camilla, o tapete de encima de la televisión.
Es que la pedantería de universidad que se pone bata para hacer un comentario de texto me parece de un ridículo total. Lo siento; para abrir barrigas me parece bien una bata, pero para opinar sobre una novela se sale de madre...
¡¡ES más instructiva un Valle-Inclán rompiéndole la crisma con su bastón a uno de los Quintero (o a los dos) que toda esa beatería soporífera!!

(Perdone el tono; tengo los pies fríos)
Un abrazo.

Miguel Sanfeliu dijo...

Debo decir que no conocía a Vicente Risco. La cita que incluyes despertó mi curiosidad.

Edmundo Busoni dijo...

Mabalot:

es Ud. doblemente generoso al escribir un amable comentario en mi blog y además mencionarme en el suyo. Le agradezco la deferencia.

Por supuesto, me he tomado la libertad de darme una vuelta por sus dominios: tiene Ud. un blog muy interesante, aunque le anuncio que algún día habremos de enfrentarnos con motivo de una trapillada; he visto que por aquí son Uds. fans del picaplumas de Manzaneda de Torío, también conocido como el Juntaletras de Conde de Xiquena o el Caballero del Punto Fijo.

En fin, no quiero ser descortés en su propia casa.

Un saludo.

Mabalot dijo...

Don Edmundo Busoni;

Es para mi un honor (no solo es una forma de hablar, a veces es verdad) tenerle de paseo por "mis dominios". Mis dominios son sus dominios. Por supuesto, puede usted darse las vueltas que quiera, yo encantado; admiro sus artículos, no creo que el circuito blog sea en general una cosa de otro mundo, pero los que visito con frecuencia (todos mis enlaces y su blog) son para mi una lectura grata, que compensa toda la incomodidad que supone leer en una pantalla.

No sé qué motivos le inducen a odiar al ilustre picaplumas (sí, bastante querido por estos lares, por razones meramente literarias, o quizá misteriosas, del tipo paranormales), las suyas tendrá, pero le aseguro que no creo que la sangre llegue al río, ni siquiera al charco más cercano, al menos por mi parte. Mejor enfréntese al propio Andrés, que seguro que defiende su causa con mayor ahínco que alguien al que ni le van ni le vienen los desperfectos que hayan podido causar sus Diarios.

Y, por supuesto, no es usted descortés ; es usted bien recibido.
Conocía, antes de comentar en su blog, su poca predisposición a ensalzar a Trapiello, pero no creo que el mundo se divida en trapiellistas y antitrapiellistas. Vamos, no es para tanto, hay cosas más importantes.

Un saludo cordial y está invitado a pasarse por aquí cuando guste.
Por cierto, le animo a que descargue su "rabia" contra el ilustre "picaplumas" en un artículo; sería un gozo leerle (a uno le llaman los combates literarios).