13/3/07

Vivir su vida

Anna Karina baja los párpados; unos goterones de lágrima dulce corren mejilla abajo. La muerte, el dolor, ¿dónde está mi mamá? ¿por qué me engañaron?

Todo es mentira, y en cambio, hasta la mentira es cierta.

1 comentario:

Juan Domingo dijo...

Ahora que tengo un rato quiero dejar constancia del poder y atractivo magnéticos de esta imagen. Me parece un fotograma extraordinario. Y sin embargo, la 'verdad' por la que me pregunto no tiene que ver directamente con la historia de la película. Lo que me gustaría saber, Mabalot, es qué pensó, cuál fue el mecanismo de la actriz durante el rodaje para hacer brotar sus lágrimas: ese instante que pertenece a otra historia.