14/12/06

Leopoldo fuma LM Light

“Yo escribo poesía técnicamente. Aquí va un ejemplo: “Soy un excremento de tus pies corocos y tal…”. En fin, el poema es la prueba de mi existencia.
Leopoldo María Panero

Leopoldo existe, es un nenúfar ausente, un bostezante sin colmillos, una tuerca que se pasó de rosca, una rosca que se secó en el escaparate; yo lo vi en la tele (se iba a mear a cada rato), en el programa de Dragó, en los oscuros años del aznarismo, cuando hacía frío y todo quisque tenía más cara de idiota, si cabe, y llovía de arriba abajo y de abajo arriba, asegún.

Y locura, pensamos, o soñamos, locura dice usted, locura es cagarse en nuestra puta madre; locura de usar y tirar, de echarme de comer aparte, de derramar la copa en la planta y de no querer más sopa de verduras, de poner los pies sobre la mesita del salón y de beber vino caducado y yogur avinagrado: locura es no limpiarse el culo después de leer la salmonera de economía en el baño: locura también es todo, es decir, casi nada, o nada tampoco, o pasear por la nada como perico por su caca, colgarse un testículo en el árbol de navidad o salir de casa sin peinarse.


La locura no tiene cura, hijo, porque si tuviese cura ya no sería locura, sería ternura, o basura, o usura, que también acaba en ura. “Tener o no tener amigos”, dice, tener o no tener motivos

Quita tus sucias patas de mi bata, le dijo el ogro a la cosa.

12 comentarios:

m dijo...

Mi querido Mabalot: una de mis grandes pelìculas de culto es El desencanto. Fabulosa, decadente, esplèndida. Ese Michi: ¡ay ese Michi! Llevo un tiempo buscando Despuès de tantos años. No la vi, y es imperdonable. Te confìo una anècdota que creí un sueño: hace dos años viajé a Canarias con un amigo a olvidar una serie de decepciones. Lo pasamos tan bien que acabamos una noche en la comisaría acusados ya no sè de què. Al soltarnos despuès de seis horas, nos recibió el sol de la alegre mañana canaria y se cruzó con nosotros un viejo pirado agarrado a una lata de coca-cola y gritàndole barbaridades a la policìa que nos acababa de dejar en la calle. Iba este buen hombre caminando tranquilo, pero de vez en cuando se paraba a echar unas broncas tremendas a la gente. Cuando reparè realmente en èl, corrì hasta llegar a su altura y me puse delante y le abordè: "¿Leopoldo Panero?". ¿Sabes què me dijo? Una frase maravillosa: "¡A mamarla!"

Mabalot dijo...

Gran frase. Se nota que es poeta. Podría incluirlo el gobierno canario, o alguna agencia de viajes, en el paquete turístico; Viaje a Canarias, con sol, mujeres bellas y poeta maldito, y qué suerte si te escupe en la cara... Por cierto en google video o en youtube tienes un par de videos de Enrique Bunbury y compañía y Leopoldo, en una terraza, intentando conversar, por llamarlo de alguna manera. El desencanto está muy bien, como diría conde-duque, son peor que la familia monster. Sí, y Michi, de los tres es el menos jilipollas, o lo era, que murió. Hay que decir Leopoldito es tan mal poeta como genial a veces; yo le eché un vistazo a algunas cosas de él y está bien por partes, según el día que tuviera, es poesía-cebra, mal-bien, mal-bien...
Un saludo, manuel.

m dijo...

Hay un par de entrevistas gloriosas a Leopoldo Panero. Recuerdo una en El Semanal y otra en El Paìs. Te las harè llegar por correo, porque las guardo en el ordenador como oro en paño. Es fantàstico. En una dice: "A mì me echaron de todos los sitios, hasta de un pìso franco". ¡Què puta frase! Saludos

Mabalot dijo...

Por cierto, ¿sabías que la biografía de Leopoldito está escrita por un periodista pontevedrés? A lo mejor hasta lo conoces.
Es esto;"El contorno del abismo, vida y leyenda de Leopoldo María Panero", trabajo de investigación detectivesca del periodista J. Benito Fernández. En Tusquets, no hace tanto, cuatro o cinco años. Salió en el programa de Dragó presentando el libro, y el Leopoldo a lo suyo, largándose a cada poco a vaciar la vejiga...
Sí, si te digo la verdad disfruto como un niño pequeño con algunas entrevistas. Una buena entrevista a un escritor (o a quién sea) es literatura de primer nivel, un gozo. El otro día encontré una rarísima en la Red; H.G.Wells, el escritor, entrevistando a Stalin. La tengo guardada. Ya la colgaré.Un saludo.

conde-duque dijo...

Yo tampoco entiendo por qué no han sacado en vídeo "Después de tantos años". La vi una vez que se la dejaron a mi hermano (es peor que el Desencanto, pero está bien, sobre todo el final, cuando se reencuentran los dos hermanos pequeños). Lo curioso es que cuando terminé de verla en casa, salí a la calle y me encontré -a los dos minutos- con el mismísimo Leopoldo M. Panero, que estaba de compras. Le acompañé un rato. Conmigo fue muy educado y tranquilo, nada "maldito". Un día anticipé en mi blog que lo contaría allí (en realidad, tampoco hay mucho más que contar: nuestra conversación sólo trató sobre tiendas, camisetas y calzoncillos). A ver si me entran ganas de redactarlo un día de estos.

m dijo...

Sí, sí sabía que la hizo José Benito Fernández. Hace relativamente poco le dieron no recuerdo qué premio de ensayo por otra biografía, la de Haro Ibars. Èl es de Porriño, creo. Le hice una entrevista a propósito de ese libro, el de Haro. Relata, no sé si en la mía o en otras que leí para documentarme, el ilustrado pasotismo de Haro Tecglen para con èl: para no hablar lanzó las más peregrinas excusas. A mí me dio un titular magnífico. Resulta que cuando se muriò el chico, el padre se lo comunicò a la madre con una llamada de teléfono y una sola frase: "Ya sucedió". J. Benito iba a por un nuevo maldito, Torrente Malvido, otro hijo ilustre (del escritor, no del policía). Pero al parecer mentía un montón, y se desanimó.

Mabalot dijo...

Lo más curioso de estos malditos es que siempre se dice de ellos que escriben como dios. De Haro Ibars se le compara poco menos que con Rimbaud, y de Torrente Malvido oí también hablar muy bien. Es una pena que Benítez no pudiese hacer nada con éste, sería muy interesante. Lo de ser maldito sería una bicoca, todo el mundo te pone por las nubes, sino fuese porque es más o menos obligatorio palmarla pronto.

M dijo...

Rectifico: José Benito Fernández es de Tomiño, no de Porriño. A estas cosas se le da mucha importancia en los pueblos.

Mabalot, le acabo de enviar unas entrevistas que tenía por ahí guardadas sobre Panero y Haro.

Conde-Duque, no estuvo usted rápido: si tras acabar El desencanto bajó a la calle y se encontró de bruces con Lepoldo María Panero, lo que tenía que haber hecho inmediatamente es subir a casa y poner Lost in translation y Tomb Raider todo seguido. Iba a ver qué bien al llegar al portal.

Un saludo a ambos

Mabalot dijo...

Por cierto, conde-duque, tendría gracia en todo caso que nos relatase el encontronAZO con semejante autoridad, aunque visto lo visto, soy el único de por aquí que no lo conoce personalmente.
Y además el mismo día que vio el Desencanto; cosa del destino, que quiere decirle algo.
Un saludo.
Manuel, sí, es verdad, de Tomiño me suena más. No sé porqué pensé que era de Pontevedra; a lo mejor es que leí tu entrevista y la asocio a eso.

Mabalot dijo...

Ah, y muchas gracias, por la entrevistas; yo las colecciono.

Juan Domingo dijo...

Es verdad, Torrente Malvido (su lenguaje 'carcelario' es una prueba real de talento, no una suposición) parece también un candidato ideal para el pedestal del 'malditismo'. Pero yo creo que el mayor favor que podríamos hacerle a Panero o a Torrente Malvido es leer sus libros, al margen de las glosas sobre sus 'andanzas' vitales. Perdón por la cita, Mabalot, pero el pasado 13 de noviembre en un post titulado "Yo soy el espectáculo" recogía precisamente unas palabras de Leopoldo María Panero en ese sentido. Un saludo

Mabalot dijo...

Sí, de Panero sus libros circulan con más o menos soltura, para ser poesía y de la menos mimosa (o de otro tipo de mimo), no creo que pueda quejarse de cómo lo trata el mundo editorial y el lector en general. A Malvido, mucho más discreto, y "maldito" sincero o de menos teatralidad, se le leerá menos, pero si es bueno todo llegará; yo le tengo ganas, que no lo caté.
Un saludo, don Juan.