8/12/06

Poesía amorosa


La musa acude a la llamada del poeta en celo.

"A todas mis llamadas

has respondido con un eco lento...
Pero ¿en dónde estás tú, mujer que ya eres mía,
en dónde estás, que no te veo?

Sí, a todos mis suspiros
has respondido con un suspirar quedo...
¡Aquí estás, aquí estás;
me embriagas, te siento!...
Pero ¿en dónde estás, mujer que ya eres mía,
en dónde estás, que no te veo?"


JRJ
(poema 16, La frente pensativa)

1 comentario:

m dijo...

Jajaja...

Igualita, pero igualita que Zenobia